La Reserva

La Reserva tiene un total de 82 hectáreas que abarcan el monte en cuya falda se sitúa el pueblo de Ojén y el entorno del arroyo Caña Humo. En este espacio pueden encontrarse gran cantidad de ambientes diferentes en poca distancia.

  • Alcornocal: Majestuosos bosques de árboles que han sobrevivido al fuego gracias al corcho.vegetacion
  • Pinares: Plantados por la mano del hombre para la producción de madera, hoy hogar de muchas aves forestales.
  • Castañar: Escasos ejemplares de avanzada edad pero llenos de vida con sus gruesos troncos y las castañas que producen.
  • Bosque de rivera: Sauces y chopos que acompañan al arroyo entre helechos y juncos.
  • Matorral mediterráneo: Es el hábitat más abundante, con multitud de arbustos y árboles dispersos que forman un mosaico de colores.
  • Bosque mixto: Cerca de “El Cerezal”, conviven pinos, alcornoques y varias especies de arbustos y plantas trepadoras que crean un entorno misterioso para descubrir.

 

Red de senderos
Esta riqueza de ecosistemas concentrada en tan poco espacio hace posible encontrar una gran diversidad de especies, luces, olores y sensaciones. Para poder disfrutar todo esto, la Reserva está surcada por una red de senderos que dan acceso a las diferentes zonas y puntos de interés, dando la posibilidad de ver los animales y paisajes de cada ecosistema desde diferentes puntos de vista.

↓ ↓ ↓ Haz click en cada sendero para obtener más información ↓ ↓ ↓

Yacimiento arqueológico

En el punto más alto de la Reserva, a 649m de altitud, se encuentran indicios de un yacimiento arqueológico con tramos de construcciones de piedra y fragmentos de cerámica. A pesar de que aún no ha sido estudiado, algunos expertos opinan que este hallazgo podría cambiar la historia de lo que se conoce de la comarca durante la época medieval.